Welcome to Delicate template
Header
Just another WordPress site
Header
Just another WordPress site
Header

Yo te Dije!!!!

noviembre 3rd, 2011 | Publicado por admin en Autoliderazgo | Desarrollo Personal - (2 Comentarios)

Imagen de previsualización de YouTubeCuantas veces escuchamos a alguien que nos dice “Yo te dije”, incluso expresado  con un grado de satisfacción en su actitud. ¿Por qué nos pasa que cuando le podemos indicar a alguien que se equivoco en algo, nos sentimos satisfechos o gozosos de disfrutar ese momento?. La emoción de tener razón es innegable, universal y no discierne. Ya sea en la apuesta del ganador político en las ultimas elecciones o en el caballo en la carrera del domingo, somos igualmente capaces de regodearnos.

Tampoco importa el tema; nos da el mismo gusto tener la razón al identificar un ave exótica, que la orientación sexual de un colega. Algo extraño es que somos perfectamente capaces de sentir satisfacción al tener la razón aunque sea por cosas desagradables: una economía en baja, el divorcio de un amigo o haber estado caminando en la dirección equivocada durante 15 minutos.

A todos nos sucede que no nos gusta estar equivocados y menos ser conscientes de estar equivocados!.  Asimismo para muchos el significado de cometer un error es una descalificación. Entonces, por qué nos es tan difícil aceptar un error?.

Uno de los momentos emocionales más crítico que vivimos, es cuando nos ponen a prueba nuestras verdades y más aún, cuando descubrimos que estamos equivocados. (más…)

¿Existe la Realidad?

agosto 7th, 2011 | Publicado por admin en Desarrollo Personal - (4 Comentarios)
Existe la realidad?

¿Existe la realidad?

Decia Aristoteles, ¿existe la realidad?, en donde la respuesta lógica a esta pregunta es sin dudas afirmativa. Entonces el filósofo iba un paso más allá, ¿cuál es la realidad?, ¿son iguales la realidad de un maestro y la de un alumno?, ¿la de un padre y la de un hijo?, ¿la del policia siguiendo al ladrón a la del ladrón perseguido?. Sin dudas que no.

Toda vez que intentamos comprender la realidad del otro, desde nuestra vivencia de la realidad, nuestra comprensión está limitada por nuestra propia capacidad de observación, dada esta capacidad por nuestra educación, formación y experiencia. Entonces, la pregunta que resulta es:¿que tan importante es nuestra opinión sobre un tema en particular, si mi observación de la realidad la hago desde mi propia realidad?, sin dudas que mi aporte estará muy condicionado. En cambio si tengo la capacidad de detenerme y preguntarme ¿que cosas lo llevan a pensar o actuar de esta manera?, ¿que experiencias anteriores lo llevan a estas conclusiones?. Mi observación será mucho más amplia y permitira el alcance de una mayor comprensión.

Todos contamos con 24 horas al día, esto en principio es indiscutible, al menos desde la perspectiva de la medición del tiempo, aunque ese mismo tiempo puede tener distintos significados en relación a la realidad o vivencia personal, basta con imaginar el paso del tiempo para alguien que está esperando el resultado de un análisis de salud, al que esta aguardando el transporte para salir de vacaciones. (más…)

Fabula China

agosto 5th, 2011 | Publicado por Matías en Fabulas - (0 Comentarios)

No son las pérdidas o caídas la que hacen fracasar a un hombre, sino la falta de coraje para levantarse y seguir caminando

Se cuenta que allá para el año 250 A.C., en la China antigua, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, él debía casarse. Sabiendo esto, él decidió hacer una competencia entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de su propuesta.

Al día siguiente, el príncipe anunció que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío. Una anciana que servía en el palacio hacía muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos. Sintió una leve tristeza porque sabía que su joven hija tenía un sentimiento profundo de amor por el príncipe.

Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombró al saber que ella quería ir a la celebración. Sin poder creerlo le preguntó: “¿Hija mía, que vas a hacer allá?

Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán allí. Sácate esa idea insensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura” Y la hija respondió: “No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Yo sé que jamás seré escogida, pero es mi oportunidad de estar por lo menos por algunos momentos cerca del príncipe. Esto me hará feliz” (más…)