Welcome to Delicate template
Header
Just another WordPress site
Header
Just another WordPress site
Header

El chino y el arroz.

diciembre 21st, 2011 | Publicado por admin en Fabulas - (0 Comentarios)

Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa, en ese momento vio que otro hombre de origen chino ponia un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre, se dirigió al chino y le dijo: 

- Disculpe señor, ¿de verdad cree usted que el difunto vendrá a comer el arroz…?

-Sí, respondió el chino, ¡cuando el suyo venga a oler sus flores…!

Moraleja:

Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede desarrollar. Las personas somos diferentes, por lo tanto actuamos y pensamos diferente.

(más…)

Fabula China

agosto 5th, 2011 | Publicado por Matías en Fabulas - (0 Comentarios)

No son las pérdidas o caídas la que hacen fracasar a un hombre, sino la falta de coraje para levantarse y seguir caminando

Se cuenta que allá para el año 250 A.C., en la China antigua, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, él debía casarse. Sabiendo esto, él decidió hacer una competencia entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de su propuesta.

Al día siguiente, el príncipe anunció que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío. Una anciana que servía en el palacio hacía muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos. Sintió una leve tristeza porque sabía que su joven hija tenía un sentimiento profundo de amor por el príncipe.

Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombró al saber que ella quería ir a la celebración. Sin poder creerlo le preguntó: “¿Hija mía, que vas a hacer allá?

Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán allí. Sácate esa idea insensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura” Y la hija respondió: “No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Yo sé que jamás seré escogida, pero es mi oportunidad de estar por lo menos por algunos momentos cerca del príncipe. Esto me hará feliz” (más…)