Welcome to Delicate template
Header
Just another WordPress site
Header
Just another WordPress site
Header

¿Cuanta agua debemos tomar por día? ¿Podemos llegar a intoxicarnos por exceso de agua?

enero 26th, 2012 | Publicado por admin en Desarrollo Personal

 

Publicamos a continuación una entrevista realizada al Dr. Juan José Rufilanchas Sánchez (JJ) – Cirujano Cardiovascular del Hospital Internacional de Madrid -, el entrevistador es Julio Cesar Iglesias (JC), periodista.

JC: Ahora mismo tenemos la moda del consumo extraordinario de agua, 2 ó 3 litros de agua al día. ¿Es objetivamente bueno el consumo de agua y en qué proporción?

JJ: El 60% – 70% de nuestro peso es agua. Hay una moda que consiste en estar tomando continuamente agua, y eso que para una persona normal no tiene mucha trascendencia, para los enfermos cardiópatas, sobre todo, es una barbaridad, porque al final lo que hacen es acabar con insuficiencia cardíaca o con líquido en los pies o en la tripa, lo que llamamos edemas, y no tiene sentido que esos pacientes estén tomando diuréticos para extraer agua y sal, que es lo que no saben manejar bien y, sin embargo, estén tomando 2 ó 3 litros de agua diarios, como les hacen creer los medios: periódicos, televisión, etc…

JC : ¿En qué medida debemos consumir el agua?

JJ : Si uno tiene los riñones bien, el corazón bien y el hipotálamo -que es donde está el centro de la sed- también bien, pues debe de beber agua cuando tiene sed; ni una gota más ni una gota menos . ¿Qué es lo que ha pasado? Pues, primero, que hay una campaña de marketing muy importante para que todos bebamos agua, y seguramente llenemos los bolsillos de empresarios que no conocemos; y, segundo, el fenómeno del estar bien.
Las esteticistas son nuestras grandes enemigas, son las que han convencido a mujeres, y a hombres también, de que bebiendo mucha agua se quitan las arrugas, y no es verdad, ya que no se quita ni una sola arruga bebiendo agua.
Yo invito a nuestros lectores a que hagan una prueba: Que se pesen ahora mismo y, a continuación, se beban 2 litros de agua, se vuelvan a pesar y pesarán 2 Kg. más, ya que cada litro de agua pesa un kilo.
Esa agua va a los riñones, los cuales la van a filtrar enviándola a la vejiga. Cuando empiecen a orinar, en 1 ó 2 horas orinarán dicha agua. Se vuelven a pesar y pesarán lo mismo que al principio. ¿Qué han hecho? Han intercambiado el agua de su cuerpo.
Al cabo de esas 2 horas, el número de moléculas de agua que hay en su cuerpo es exactamente el mismo que había 2 horas antes.

Lo peligroso no es la deshidratación sino la intoxicación por agua. 

Los atletas que en los maratones se mueren o se colapsan, sabemos desde el año 2002, que es por intoxicación por agua.
En la maratón de Boston, el año 2002, a 488 corredores se les sacó sangre antes y después de correr la maratón, y se vio que la mayor parte de los corredores tenían el sodio bajo, es decir, habían bebido demasiada agua; y que los que colapsaban y los que llegaban a la meta y perdían el conocimiento o estaban confusos, no sabían lo que hacían, pues todos ellos tenían intoxicación por agua.
Ninguno de los que tenían cierta deshidratación, tenían ningún problema de confusión ni de síncope, es decir, que lo que mata es la intoxicación por agua y no la deshidratación.

JC : ¿Cuáles son los efectos de la bajada de los índices de sodio?

JJ : A partir de un sodio bajo, de menos de 125 partes por 1.000, se empieza a tener temblores, confusión, pérdida de memoria y, al final, uno se puede colapsar y hasta morirse.
Tengo aquí la foto de una chica inglesa que había tomado drogas, se encontró mal y pensó que estaba deshidratada, y se bebió 3 ó 4 litros de agua inmediatamente. Y, ¿qué es lo que pasa? Que hasta que los riñones empiezan a filtrar esa agua, las células se hinchan transitoriamente y también se hinchan las células del cerebro, que están metidas en un cofre, que es el cráneo, que no se puede dilatar.
Por lo tanto, las células del cerebro se encuentran aprisionadas, pudiendo llegar a un trastorno nervioso que lleva al coma y a la muerte.
Debido a este mecanismo es por lo que se muere la gente que corre en los maratones: porque entran en edema cerebral y al final se puede uno morir por intoxicación de agua.

JC : ¿Los síncopes son accidentes siempre graves?

JJ: No necesariamente. Hay síncopes vasovagales que apenas tienen trascendencia. Los síncopes son un signo de alarma que hay que estudiar.
Hay muchos tipos de síncopes, por ejemplo, la lipotimia es un síncope y nadie se alarma por una lipotimia sin más.

JC : ¿Cuál sería el consumo natural, aceptable, plausible de agua?

JJ: Hay dos puntos. La persona que está haciendo una vida normal, y el atleta o persona que entrena mucho. La persona que no hace ningún tipo de ejercicio físico importante, tiene que beber lo que tenga sed, ni una gota más ni una gota menos.
Tenemos el centro de la sed y si, por ejemplo, usted se come ahora una anchoa (anchoveta salada en conserva) que contiene mucha sal, a los cinco minutos necesita usted beber, y lo que le pide su cuerpo beber es la cantidad de agua exacta que usted necesita para disolver la sal que contiene esa anchoa.
Es un mecanismo tan fino que no lo puede duplicar nadie, y, sobre todo, no lo puede duplicar la televisión, donde se ve un anuncio que invita a tomar 2 ó 3 litros de agua al día. Eso es publicidad engañosa y alguien deberá meter mano en esta historia, porque eso no induce más que a que gane mucho dinero gente que nos está engañando. Los atletas es otro problema. Siempre se ha dicho a los atletas ‘bebe por delante’ y eso además se ha trasmitido también al público. Bien, pues está claro que el atleta bueno, el que gana el maratón, ha bebido mucha menos agua que el que llega de último
El último es el que ha estado bebiendo todo el tiempo y al final tiene intoxicación por agua. Bueno, igual bebe porque no es bueno, y su carrera en vez de 2 horas dura 6 horas Los atletas buenos beben poco y, en todo caso, están un poco deshidratados, no sobre hidratados. Estar sobre hidratado no es nada bueno.

JC : ¿A usted le parece que beber 3 litros de agua diarios es una barbaridad?

JJ: Sí, me parece una barbaridad, ya que lo único que está haciendo es intercambiar su agua. Si de verdad el agua le hubiese servido para algo, a la mañana siguiente pesaría 3 kilos más.

JC : ¿Ni siquiera ha mejorado algo el riñón, no se ha producido ninguna limpieza celular? Le hablo de tópicos que escuchamos.

JJ: En absoluto se produce ninguna limpieza celular. En todo caso, lo que hacemos es hacer trabajar al riñón de más o sin necesidad

 

Hasta aquí, y en relación a lo manifestado por el Dr. Rufilanchaz Sanchez, es interesante informarnos sobre las consecuencias del exceso de agua, aunque no esta claro, cuanta agua y en que situaciones se considera exceso en el consumo. El agua es fuente de vida, sin lugar a dudas, aunque también parece ser que en determinadas ocasiones, puede ser fatal.

A continuación, cumplimentamos lo anterior con un informe realizado por Rebecca Smith, Redactora Médica, desmitificando el concepto de los 8 vasos de agua diarios que se recomiendan beber.

 

Beber 8 vasos de Agua Diarios.

La idea de que beber ocho vasos de agua al día es bueno para la salud ha sido despedido como un mito.

Los científicos dicen que no hay evidencia de beber grandes cantidades de agua es beneficioso para la persona sana media, y ni siquiera saben cómo esta creencia generalizada se produjo.

Especialistas en investigación de enfermedades renales en los Estados Unidos, revisaron las reclamaciones sobre que ocho vasos de de agua por día, ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo, evitando el aumento de peso y mejorando el tono de la piel.

El Dr. Dan Negoianu y el Dr. Stanley Goldfarb, de la División de Hipertensión de la Universidad de Pennsylvania, dijeron que no existe ningún estudio que indique que las personas sanas necesitan tomar esta cantidad de agua – un total de 3 litros – cada día.

“De hecho, no está claro de donde proviene esta recomendación”, dicen en una reseña de la entrevista, en la revista de la American Society of Nephrology.

Los investigadores encontraron evidencia de que las personas en climas calientes y secos, así como los deportistas, necesitan aumentar la cantidad de agua que beben. Los estudios también han demostrado que beber mucha agua ayuda al cuerpo a eliminar la sal y la urea.

Sin embargo, ningún estudio ha encontrado algún beneficio en los órganos por mayor consumo de agua.

Los doctores Negoianu y Goldfarb también investigaron la teoría de que “beber más agua hace que se sienta saciedad” y que ello disminuye el apetito. Los defensores de este concepto, dicen que esto puede ayudar a mantener un peso saludable y combatir la obesidad, pero la evidencia de esto aún no es concluyente.

No hay ensayos clínicos cuidadosamente diseñados que hayan medido los efectos de la ingesta de agua en relación al mantenimiento del peso.

Los dolores de cabeza también se suelen atribuir a la privación de agua, pero hay muy pocos datos que apoyen esta tesis, afirman los científicos.

Sólo hay un pequeño ensayo que se ha ocupado de esta cuestión, y mientras que los participantes del ensayo, que aumentaron su ingesta de agua,  experimentaron menos dolores de cabeza, los que no aumentaron la ingesta de agua no tuvieron tampoco mayores dolores de cabeza, en definitiva, los resultados no fueron estadísticamente significativos.

Además, el agua ha sido considerada como un elixir para el mejoramiento del tono de la piel.

Los autores dijeron que mientras que la deshidratación puede disminuir la rigidez de piel, ningún estudio ha demostrado un beneficio clínico para el tono de piel como consecuencia del mayor consumo de agua.

La revisión de la literatura, realizada por los doctores Negoianu y Goldfarb revela que no hay pruebas claras del beneficio en la mayor ingesta de agua. Por otro lado, tampoco existe evidencia clara de la falta de beneficio. “Esto es simplemente una falta de pruebas en general”, explican.

En promedio, el cuerpo utiliza entre 1,7 y 2,6 litros (un 1,5 litros) de agua al día y más a altas temperaturas o cuando se hacen ejercicios.

Este es reemplazado por las bebidas, pero una gran cantidad también se encuentra en los alimentos, por lo que no es necesario beber una cantidad equivalente para reponer los niveles de agua.

Demasiada agua puede afectar el equilibrio de sales en el cuerpo causando “intoxicación por agua”, que puede ser fatal.

¿Cual es tu opinión al respecto?

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Dejenos su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>