Welcome to Delicate template
Header
Just another WordPress site
Header
Just another WordPress site
Header

Sé que Todas las Adversidades Pueden Enseñarme Algo

noviembre 20th, 2011 | Publicado por admin en Autoliderazgo | Desarrollo Personal

En primer termino agradecemos a todos los que gentilmente han respondido la encuesta.

La afirmación: “Sé que Todas las Adversidades Pueden Enseñarme Algo” y, de acuerdo a la experiencia personal que cada uno de nosotros ha vivido, la frase puede provocar algunas emociones encontradas, tal como lo refleja el resultado de la encuesta, en donde muchos están de acuerdo y otros no tanto.

La definición de “adversidad”, se define como un infortunio, una desgracia, un hecho contrario a nuestro deseo. Es indudable que ninguno de nosotros puede disfrutar un momento contrario al propio deseo, esto es así y no cabe discusión, también sabemos que “las cosas suceden”  y esto es independientemente de la dirección de nuestros deseos.

Tomando la premisa: “las cosas suceden”, un primer cuestionamiento a esta sentencia es ¿por que las cosas deben suceder de acuerdo a lo que quiero o no quiero?, podríamos decir que es el “destino” y el destino es un desarrollo de los acontecimientos que se considera irremediable y no se puede cambiar, algo así como una fuerza desconocida de la que se cree que actúa de forma inevitable sobre las personas y los acontecimientos, dicho de una manera más simple: “explicar lo inexplicable”.

Algunas personas mayores y, otras no tan mayores, aún siguen sosteniendo que todo esta previamente escrito en algún lugar y que todo lo que nos pasa es consecuencia de ese destino predeterminado. Ahora bien, ¿que pasa con nuestras acciones?, ¿cuales son las consecuencias de las mismas?, si nos detenemos a reflexionar sobre ellas, podemos observar que muchas de las cosas que nos suceden no son independientes de nuestro accionar, sino por el contrario, es la reacción de una acción anterior y quizás, en algunas ocasiones, algunas de ellas podriamos haber evitado.

Regresando al concepto de adversidad y, suponiendo que no hemos generado ninguna acción que provoque una situación adversa, podemos vivir la misma, de diferentes formas.

1)lamentándonos, buscando algún culpable…  -el destino quizás-, podemos preguntarnos ¿por qué a mí? y muchas otras justificaciones, que por más que nos lamentemos, no mejoraran la situación.

2)Ahora bien, también hay una posición en la que nuestra acción es buscar alternativas a la situación dada, independientemente de por qué sucede, concentro mi energía en buscar alternativas. Esta actitud, es la que genera un mejor resultado, y asimismo nos enseña que todas las adversidades pueden enseñarme algo, porque a veces, no tenemos más alternativa que… aprender de la experiencia!.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

2 Comentarios

  • Alberto Ramacciotti says:

    Con el pasar de los años he comprendido que el destino no existe, solo existe la existencia por si misma y nuestro “ser” envuelto en ella, y lo que consideramos como adversidad es la demostración de que no somos especiales en el universo, estamos expuestos a los devenires del medio en que nos toca vivir, solo debemos tener la humildad de aceptarlo como tal y como posibilidad de que nos toque algún día sobrellevar una, así como un cachorro de lobo que perdió a su madre, debe buscar su alimento por si mismo, tenemos que tener la fortaleza de buscar nuestro propio alimento, para poder seguir adelante. La idea es conocernos a nosotros mismos para obtener y alimentar esa fortaleza, aunque no tengamos culpas de que nos sucedan adversidades no nos tenemos que dejar vencer, ser feliz con nuestra efímera vida, es lo único de valor que debemos buscar, y extenderlo a quienes estén junto a nosotros.



Dejenos su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>